Fanzine

violencia

autoestima

mito romántico

amor

entrevistas

Violencia física en la adolescencia

violencia

Por: ALEJANDRA GÓMEZ DUARTE @MEOWSUENAMIAU

La violencia física en la pareja tiene un desenlace claro y terrible: el feminicidio. Pero para llegar a él, la violencia va aumentando y poco a poco pasa de ser psicológica a física. Es alarmante saber que en México 11 mujeres son asesinadas a diario sólo por ser mujeres, pero hay otros datos igual de escalofriantes que lamentablemente no todos conocemos. Según una encuesta realizada por Cruces x Rosas en mayo del 2020 a su comunidad online, el 50 % de los casos de violencia física en la pareja ocurrieron cuando ambos eran menores de edad. Esta realidad se confirma con otras importantes investigaciones: Según la última Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH) realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía mexicano (INEGI) en 2016, 34 % de mujeres de 15 años en adelante había sido víctima de violencia física por algún agresor, cifra que aumenta a 43.9 % si hablamos de la pareja. La misma encuesta indica que desde 2006 hasta 2016 la violencia física contra mujeres de 15 años o más, aumentó en 10 %. ¿Otro dato alarmante? Sólo 8.8 % de esas mujeres pidió ayuda, 5.6 % denunció y un gran 78.6 % no hizo ninguna de las dos. Las principales razones para no pedir ayuda o denunciar fueron: ● “Se trató de algo sin importancia que no afectó” ● Miedo a las consecuencias ● Vergüenza ● Desconocimiento de los procesos ● Temor por sus hijos ● Desconfianza en las autoridades ● Temor a que su familia se enterara ● Desconocimiento de la existencia de leyes que sancionan la violencia Si bien las cifras son alarmantes, no es difícil pensar en algunas de las causas; Cuando somos menores de edad somos influenciables, nos estamos formando y definiendo -física y mentalmente- además absorbemos como esponjas lo que vemos afuera, buscamos aprobación externa sobre todo a través de las parejas. Somos las víctimas perfectas del “amor romántico” y somos capaces de justificar todo o de quitarle importancia a asuntos más graves sólo porque estamos enamorados. En inglés a este fenómeno se le denomina Teen Dating Violence (TDV) y según los Centros para la prevención y control de enfermedades las principales consecuencias de la violencia de parejas menores de edad son: ● Depresión y ansiedad ● Tendencia a consumir drogas o adquirir malos hábitos ● Comportamientos antisociales ● Suicidio Además de que la violencia en una relación adolescente puede influir en la perpetración de violencia a lo largo de la vida. En este potente texto, Gabriela Nava, cuenta cómo estuvo a sus 15 años en una relación violenta con alguien 4 años mayor que ella. Gabriela logró salir de allí y hoy con 27 nos dice que luego de trabajarlo en terapia, se dio cuenta que de alguna forma ella tomó el papel “violento” en sus siguientes relaciones, era su forma de cuidarse y de no volver a pasar por lo mismo. “No quería que nadie me pasara por encima nuevamente”, dice. Recuerda que si eres víctima de violencia, no es tu culpa, ni estás sola; pero debes poco a poco trabajar en tu autoestima para ganar la confianza que te hará ser libre. No estás sola y estás a tiempo. Escríbenos a ayuda@crucesxrosas.org

COMPARTIR ESTA NOTA